✿ Bienvenidos ✿

Yaoi No Utsukushi Sekai es un pequeño fansub sin fines de lucro y ganas de compartir muchas cosas. Traducimos desde el inglés, chino y japonés, mangas principalmente yaoi (relación hombre x hombre). Disfruten su estadía por quí~

7/02/2013

Actualizacion Sorpresa N°2 : Yokozawa Takafumi no Baai 4

Yokozawa Takafumi no Baai 4 - Capitulo 6 Parte 2



Hello Minna!!
Aqui venimos con otra actualizacion sorpresa :3, estas actualizaciones sorpresas seran inconstantes pero esperenlas que hay mangas en ingles que estrenar .


Titulo:
 Yokozawa Takafumi no Baai 4
Series:  
Sekai-ichi Hatsukoi
Author/Circle: Nakamura Shungiku, Fujisaki Miyako
Rating: PG
Language: Spanish
Traduccion: NECROMOON
FANSUB: Yaoi no Utsukushi Sekai


Nota personal ... Cuando lei la parte de abajo casi muero Ohh .. Y Bueno .. espererare por ver las escenas que deseo leer :3


Continuacion del Capitulo 6

“Ugh…”
         El día había estado lleno con reuniones y citas, dejando a Yokozawa incapaz de atender al trabajo que había estado esperándolo en su escritorio, y dejándolo sin otra opción que ponerlo en tiempo extra para verlo terminado. Mientras que podría fácilmente haberlo dejado para el día siguiente sin problema; terminarlo rápidamente con tiempo de sobra, era más fácil para sus nervios. Quería encargarse de todos estos asuntos lo antes posible—entonces podría estar seguro de ser capaz de dejar el trabajo a tiempo el próximo viernes.
         Pero era demasiado duro solo estar al pie del cañón al momento, y en vez de continuar enterrándose a sí mismo en trabajo, él considero que probablemente era una mejor idea estirar sus piernas un poco. “Voy a tomar un descanso”, anunció, deslizando su celular y algo de cambio a su bolsillo.
         “¿Huh? ¿Quieres decir que te vas a quedar más tiempo?” Preguntó Henmi, con clara sorpresa en su rostro. Probablemente era duro para el hombre  irse cuando Yokozawa todavía estaba andando alrededor, y al mirar alrededor del resto del piso, la mayoría de los trabajadores ya se habían ido a casa por hoy.
         “Me iré después de encargarme de un poco más de papeleo. Puedes irte si quieres.” Era su propia maldita culpa que siguiera ahí, así que no era justo solicitarle a sus subordinados hacer lo mismo. Ciertamente, había algunos en la oficina que habían forzado a sus subordinados para mantenerse al día con su propia paz, pero Yokozawa no era uno de ellos, y mientras situó valor en el espíritu de cooperación, demasiada presión para conformarse e ir con la corriente era absolutamente ineficiente.
         “¡Entonces saldré una vez haya encontrado un buen punto de parada! Todo será cuesta abajo desde aquí, después de todo.”
         “Ya veo. Bueno—no exageres.”
         Henmi rió ante el casual consejo. “¡Podría decirte lo mismo! Por favor asegúrate de no forzarte muy duro, Yokozawa-san.”
         Yokozawa no podría ahogar una sonrisa irónica al comentar. “Nunca pensé que podría escuchar eso viniendo de ti. Supongo que mejor me cuidaré, entonces. Él no había esperado escuchar las mismas palabras de Kirishima directo de sus propios subordinados. Quizás desde una perspectiva exterior él realmente parecía estar conduciéndose muy duro; un cambio en su estilo de vida podía tener alguna consideración, reflexionó, con un suave suspiro, se dirigió hacia la sala de descanso.


         Cuando volvió, notó que su cabeza estaba posándose en un ángulo extraño—y el material debajo de él, en que se apoyaba, era demasiado duro para ser una almohada, y un poco bastante grande también. Como estaba un poco mareado y confuso, el tiempo y lugar eran difíciles de recordar, y no podría tener una idea clara de dónde estaba al momento. Hurgando dentro de su mente, pensó, finalmente había recordado que fue a la sala de descanso por un pequeño respiro mientras trabajaba horas extras.
         Definitivamente recordaba haber comprado un café, pensando inyectar un poco de vida a sus cansados huesos por medio de un poco de cafeína y azúcar—pero cuando se había sentado, repentinamente había sido superado por una ola de agotamiento y se recargó sobre el respaldo contra la pared. Después de eso, pensó, todo era un borrón, sugiriendo que había perdido la batalla contra el sueño.
         Él sabía que tenía que levantarse e ir de nuevo a trabajar, pero no podría solamente sacudirse la somnolencia, y justo mientras estaba luchando por mantener sus pesados párpados abiertos; una voz llamó de alguna parte sobre él, “Puedes dormir un poco más; te despertaré en otros 10 minutos.”


Ah… está bien entonces… pensó con pesadez, completamente preparado para rendirse ante el sueño una vez más—pero la sensación de dedos colándose entre su cabello lo lanzó de vuelta a la realidad en un instante. Sus ojos se abrieron amplios rápidamente, llevándolo cara a cara con Kirishima, quien lo miraba hacia abajo. Antes de que él pudiera incluso reflexionar por qué Kirishima estaba aquí, al instante, saltó casi en un reflejo.
         “¡¿Qué—de…?!”
         El repentino movimiento envió su cabeza a golpearse  contra la barbilla de Kirishima, y con un sordo “thunk”(Nota:se refiere a un sonido, onomatopeya) , los dos rápidamente se encontraron a sí mismos ocupándose de sus áreas lastimadas.
         “Owwwwowowow…qué demonios—eso dolió con un demonio, tú idiota.”
         “¡Podría decirte lo mismo! ¡¿Qué demonios estás haciendo?!” Su tono reflejaba su pánico ante la inesperada situación en la que se había encontrado a sí mismo. Acaba justo de despertar, además, para empeorar las cosas—y por lo tanto no había logrado  organizar sus pensamientos lo suficiente  aún.
         “¿Qué quieres decir con ‘qué estoy haciendo’? Dejándote dormir sobre mi regazo. Duh(Nota:suspiro). Debiste haber visto la posición en la que estabas intentando tomar una siesta. Amablemente te presté mi regazo como una almohada, ¿y esto es el agradecimiento que obtengo?”
         “No asumas ese tono condescendiente conmigo.” No era como si le hubiera pedido a Kirishima hacer tal cosa, e incluso pensando que la mayoría en la oficina ya se habían ido por el resto del día, ellos en verdad deberían ser más discretos considerando que más de unos cuántos editores estaban todavía moviéndose alrededor.
         “¿Estás diciendo que yo no era cómodo?”
         “Ese no es el problema, para uno, y demonios no, ¡No eras cómodo para alguien!”
         “Vamos, no debemos ser exigentes; fue mejor que sin almohada del todo, ¿no? ¿Sr. ‘a punto de caerse de la silla en que estaba sentado’?”
         “Entonces pudiste haberme despertado.”
         “¿Por qué demonios haría eso? No es como si consiguiera verte del todo en ese estado a menudo; ¿quieres ver?” Él sacó de repente su celular para mostrarle a Yokozawa la fotografía en la que aparentemente había sucumbido. Era realmente un espectáculo para ser visto, pero de seguro no había razón para el hombre de tomar una fotografía y entonces forzarlo a verla.
         “Sigo diciéndote—no me tomes fotografías así. ¡¿Cuándo vas a metértelo en la cabeza?! Su rosada indignación, vergüenza y disgusto se mezclaban en una agitada batalla por la dominación dentro de su mente. El agotamiento que le había acontecido momentos antes, no estaba en ninguna parte para ser visto ahora.
         “Vamos, esto no es nada—tú eres un hombre, así que tira tus calzoncillos de tu trasero. Serías endemoniadamente más popular si aprendieras a permanecer sereno y tranquilo.”
         “No quiero escuchar eso de ti…” Su frente comenzó a crisparse con irritación, y recordándose a sí mismo que explotar solo sería caer a manos de Kirishima, bebió el resto de su ahora frío café de un solo sorbo. Él había venido a esta sala por un respiro, pero estar encima de Kirishima había minado su fuerza una vez más. Realmente deseo que el tipo madurara y dejara de molestarlo sin piedad.
         “Oh, y ya que estamos siendo claros: Estoy bien siendo capaz de usar un brazo como almohada a cambio de prestarte mi regazo.”
         La casualmente audaz manera en que ofreció este intercambio, dejó a Yokozawa responder muy en el mismo modo. “¿…el brazo de quién?”
         “El tuyo.”
         “¿…para quién?”
         “Para mí.”
         Luego de detenerse a considerar esto por solo un momento, rápidamente él volvió a sí mismo. “¡¿Quién demonios lo haría…?! Solo lo había imaginado por un instante, pero ese momento había provisto tan desagradable malestar estomacal que sus pensamientos se habían detenido en seco. No podría envolver su mente alrededor de la mentalidad de Kirishima que pedía algo como eso tan casualmente. Regazos-almohadas, brazos-almohadas—éstas no eran la clase de cosas que hombres pasando 180 cm de altura hacían por otro.
         “Awww, vamos—¿Solo por un poco? No es justo que Sorata consiga tener toda la diversión; quiero envolverme un poco en la acción también”
         “¡No te pongas celoso de un gato!” Era difícil decir cuán serio el hombre estaba siendo en este punto—había siempre la posibilidad de que al final no estuviera bromeando con Kirishima, y tomó un pequeño retroceso ante la repentina expresión seria de Kirishima.
         “No estoy celoso, solo… envidioso, eso es todo. Si el brazo está prohibido, estoy bien con tu regazo también.”
         Intentar exhortar a alguien como Kirishima, quien era sordo a todo argumento, era un error en y por sí mismo, así que era mejor no procurar tales cosas insignificantes en primer lugar. “Deja de merodear por aquí y lleva tu trasero a casa; Hiyo está esperándote, ¿no?”
         “Mi mamá está ahí esta noche, así que estará bien. Tuve un montón de reuniones hoy, una después de la otra, así que me está tomando para siempre librarme del trabajo en mi lugar. No quiero dejarlo para el viernes, entonces, estoy intentando terminarlo mientras pueda.”
         “Más razón para rondar alrededor así.”
         “Hey, todos necesitan un descanso ahora y luego, ¿no?”
         “¿Cómo demonios es esto un descanso…?”
         “Como sea; al menos pude verte, y eso es suficiente para hacerme sentir mejor. Me conformaré con tu hombro—así que date por vencido.”
         “¿Hombro?” Antes de que respondiera, incluso, Kirishima simplemente colocó con gentileza su cabeza contra el hombro de Yokozawa, y mientras la sensación de su cabello chocando ligeramente contra los oídos y cuello de Yokozawa era un poco cosquillosa, él la soportó en silencio.
         “…Sí, eres muy rígido.”
         “Si has conseguido un problema con eso, estoy muy feliz de tomarlo de vuelta.”
         “Solo ofrezco mi opinión.”
         Yokozawa no podía imaginar la posición de estar en alguna forma cómodo, pero Kirishima continuó posando su peso contra él, la sensación de su respiración en tan cercana proximidad, en efecto le provocaba una extraña sensación.
         “Yokozawa… nuca le cedas tu hombro o brazos o regazo a nadie más que a mí, ¿está bien?”
         “…Tú eres el único que los querría en primer lugar.”
         “¿Eso piensas?”
         “Lo hago. Él no podría evitar la suave risa sofocada que escapó ante la ridícula preocupación de Kirishima, y se sacudió con el gesto, los hombros de Kirishima se movieron con risas también.

         “Ngh… ¿qué de…?”
         Su celular estaba sonando estridentemente de atrás de su almohada—aparentemente lo había confundido con su alarma. Yokozawa giró sus ojos en la oscuridad mientras checaba la hora; era de mañana, pero apenas, y aún tenía algún tiempo antes de que necesitara despertar. “…¿quién demonios está llamando a esta hora?...”
         Dependiendo de quién fuera, él tenía pensado cortar la llamada sin siquiera contestar, pero cuando lo abrió y echó un vistazo a la pantalla y vio el nombre de quien llamaba, se frustró.
         Donde el nombre de quien llamaba debía haber estado, estaba simplemente la palabra ‘Cariño~♥’ y una foto de Kirishima en una pose llamativa con estrellas destellantes y corazones de fantasía decorando la imagen. “¡¿…De quién demonios es la gran idea…?! Él gruñó al auricular después de presionar el botón ‘contestar’, pero todo lo que recibió de regreso fue una carcajada divertida.
         “Buuuuuenos días. ¿Tuviste dulces sueños?”
         “Olvídate de eso—¡¿qué diablos es esto?!”
         “Hey, tú eres quien me dijo que podía hacer lo que quisiera. Y me gustaría recordarte que desde que sabías que era yo quien llamaba, significa que debes haber aceptado el hecho de que en efecto soy tu ‘Cariño’.”
         “Deja de joder alrededor— ¡¿y qué demonios quieres a esta hora?! Aún habían otros 20 minutos antes de que necesitara levantarse y no estaba complacido de tener su precioso mañanero perturbado así, su ira estaba a punto de explotar.
         “Es tu llamada despertador, por supuesto. No estabas notando la pequeña broma que te jugué, así que tenía que tomar el asunto en mis propias manos.”
         “………” Dándose cuenta de que esto había sido la única razón por la que había llamado para despertarlo tan temprano en la mañana, Yokozawa no podía siquiera reunir la energía para estar estupefacto.
         “Muy asombrosa fotografía, ¿huh? Hiyo la tomó para mí y—” Él cortó la llamada presionando un botón, sin humor de escuchar las tonterías de Kirishima, y volviendo a la agenda para editar la entrada.
         “Ese idiota, por qué siempre… Un hombre de su edad, tirando mierda como esta es solo…” Murmurando para sí mismo, cerró la configuración de imagen y entonces se movió para borrar completamente la imagen en sí misma de la carpeta de datos—
         —y luego se detuvo. “………”
         No había….realmente necesidad de borrar la imagen, ahora que lo había pensado, y cerró en un instante su celular. Enterrando su cara en la almohada, sintió sobrevenir una ola de agotamiento.
         ¿Cuándo este hombre se iba a cansar de arrojarlo a un bucle como este? Igualmente choqueante, considero, era cómo a pesar de ser molestado desde el centro de su ser … no podía dejarse llevar enteramente para sacar sus acciones de cualquier forma.
         “….Supongo que esto es lo que quieren decir con ‘el amor te hace débil’, huh…”
         En un esfuerzo para olvidar estas emociones con las que no sabía qué hacer, se dejó caer de nuevo sobre la cama. Su alarma estaba puesta, así que al menos tenía otros buenos 15 minutos para dormir—y sin saber eso, una hora después, él había lamentado bastante el volver a dormir, se deslizó nuevamente en la somnolencia.
CAPÍTULO 6 FINALIZADO.

1 comentario:

  1. Muy buen capítulo! Gracias por traducir :3°!

    ResponderEliminar

Yokozawa tiene un mensaje para ti:

Yokozawa tiene un mensaje para ti: