✿ Bienvenidos ✿

Yaoi No Utsukushi Sekai es un pequeño fansub sin fines de lucro y ganas de compartir muchas cosas. Traducimos desde el inglés, chino y japonés, mangas principalmente yaoi (relación hombre x hombre). Disfruten su estadía por quí~

3/05/2014

K – SIDE: BLACK & WHITE : INTERLUDIO

K
Lado Blanco y Negro

Tipo: Novela
Titulo:  K – SIDE: Black & White
Series:  K
Author/Circle: Miyazawa Tatsuki, Suzuki Shingo
Rating: PG
Language: Spanish
Scalation : September Scalations

Traduccion: Hitomi Yagami







Primer Interludio: El sueño ligero

     A estas alturas, Kuroh estaba dando final al relato de sus recuerdos.
–…Y así, como puedes ver, Ichigen-sama era extremadamente dotado en varios campos, tantos que ni siquiera podría imaginar alcanzar. –terminó de decir cruzando los brazos con satisfacción.
–….
     Pero cuando Yashiro no entregó ninguna respuesta, Kuroh frunció su entrecejo en expectación y se torció a dar una vuelta para ver tras él…
–Zzzz….
     … para encontrarse a Yashiro, como es de esperar, quien había caído profundamente dormido con una expresión completamente tranquila y despreocupada.
     Kuroh suspiró suavemente. “Supongo que estaba demasiado exhausto…” En un movimiento bastante natural, se levantó de la cama y tomó la frazada tapando con ella a Yashiro, mientras su expresión se tornaba gentil, recordando tiempos pasados cuando había hecho lo mismo mientras cuidaba del trío daifuku como si fuera su hermano mayor. “…Un acompañante bastante extraño” pensó para sí mismo “Una curiosa amalgama de misterio… sin nadie capaz de poder discernir qué es lo que piensa, y descuidado como un niño… pero no puedo dejar de preguntarme ¿quién eres realmente?” O quizás… “¿… o ambos aspectos son parte de su personalidad?”
     Mientras él podía haber sido engañado por este hombre, alguien que estuviera mintiéndole desde el momento en que se conocieron, él era la misma persona que había regresado a ese estadio para salvar a Kuroh ante el riesgo de su propia vida.
     Sin embargo, en sus palabras y acciones cargadas de lo que parecía sugerir cierta frivolidad, como si no pensara algo en particular, yacía una inteligencia que daba a entender una sofisticación más allá de lo mensurable y paciencia. Como si su naturaleza en conjunto estuviera combatiendo con la edad que aparentaba.
–Se ve como si fuera el bueno y el malo a la misma vez… –sus ojos se entrecerraron hasta formar dos rendijas mientras bajaba la vista a Yashiro –Me temo… que aún no te entiendo.
     Cuando estaban en el estadio, él le había dicho a Yashiro, algo acorralado en la desesperación, que “aún no lo había averiguado”[1], y no había sido una mentira. Pero bajo ningún concepto significaba que lo había aceptado como “Isana Yashiro, el bueno”. Simplemente, él aún no había llegado a una opinión firme al respecto.
     Si él realmente fuera el asesino de Totsuka Tatara, entonces…
–….
     Los ojos de Kuroh se iluminaron con un brillo peligroso, y sujetó a Kotowari[2]entonces me veré forzado a ponerte un fin”. Esta era la misión que se le había confiado, al mismo tiempo que estaba allí protegiendo a Isana Yashiro, viajando con él. “Sospecho… que ambos estamos lidiando con nuestros demonios en este momento. Debo enfrentar mi deber, y tú… debes determinar quién o qué verdaderamente eres. Pero eso está más allá de nuestro control, supongo. Ninguno de nosotros puede ayudar al otro con esa carga, nos guste o no, aunque ambos enfrentemos la misma difícil realidad…”
     Kuroh respiró profundo y luego…
–Kurosuke
     Una voz firme lo llamó desde detrás de él, y se volteó para encontrarse con Neko de pie y desnuda, con nada más que una simple toalla alrededor de su torso, y miró directamente a Kuroh, la acusación clara en sus rasgos.
–…Estabas pensando en cosas raras recién ¿verdad?
     Su mirada se deslizó hacia su agarre en Kotowari; probablemente sentía que algo estaba fuera de lugar y salió del baño para investigar.
–Estaba pensando en cómo podría terminar teniendo que matar a Isana Yashiro –respondió Kuroh, sin molestarse en fingir inocencia.
     Ante esto, Neko soltó un sonido entre “¡¿Qué?!” y un maullido felino de advertencia, y sus ojos se crisparon. Al instante siguiente, ejecutó una sujeción increíble, alzándolo desde el piso y sin ningún movimiento preparatorio lo lanzó hacia el estante del televisor para darse la vuelta y caer sobre la cama, mientras ella rodaba por encima de Yashiro para protegerlo. Fue una hazaña acrobática lo suficientemente retorcida como para, inconscientemente, generar admiración en el propio Kuroh.
–Kurosukeee… –su tono descendió a tono más grave y amenazante –si te atreves a tocar un solo dedo de mi Shiro, yo…
     El Yashiro durmiente se removió incómodo, mientras Neko tenía sus brazos alrededor de su cuello de forma asfixiante. Neko, sin embargo, no pareció notarlo, por el contrario, se abrazó a él más fuertemente observando a Kuroh a los ojos que brillaban con una capa de lágrimas.
–Shiro… ¡Shiro es mío!
–… –después de un largo silencio, Kuroh resopló suavemente –Cálmate. Nunca caería tan bajo como para atacar a alguien durmiendo. Si voy a matarlo, será después de que esté completamente seguro de sus crímenes.
–¡¿Cómo se supone que eso me calme?! Y ¿sabes? Lo he pensado por un tiempo, Kurosuke ¡hay mucho que está fuera de lugar en ti! ¡Estás completamente fuera de lugar!
–¡Eres la última persona de la que quiero escuchar algo así! –se encontró diciendo después del ataque, aunque, habiendo aclarando su garganta –Ahem. Y además… –atentó a mantener la compostura – No he tomado mi decisión acerca de él. No aún, al menos. Y sólo para que lo sepas… No disfruto la idea de deshacerme de él, tampoco. Eso es lo mucho que verdaderamente deseo creer en él.
     Estas palabras relataban claramente sus más honestos sentimientos del asunto, y Neko permaneció en silencio, aunque mantuvo un rastro de cautela en sus ojos.
–No confío en ti –deslizó los ojos hacia un lado –Shiro es todo lo que necesito. Mientras lo tenga a él, entonces… eso es lo suficientemente bueno para mí –dijo frotando su mejilla contra el pecho de Yashiro afectuosamente


     Kuroh estaba bien al tanto que con Neko -esta chica cuyo verdadero nombre en sí mismo era un misterio –debajo de la inacabable alegría y la superficialmente brillante personalidad, tenía oculta en algún otro lugar una retorcidamente negativa. De otro modo, nunca se hubiera vuelto tan obsecuentemente terca y fuertemente apegada a Yashiro como lo estaba, dado el relativamente poco tiempo que lo conocía.
     Del modo en que lo planteó, en verdad había hecho un esfuerzo bastante grande por construir la fantasía ideal para Yashiro, un mundo en el que pudiera sentirse completamente tranquilo, de un modo en que casi había tenido éxito, manteniendo a los habitantes de toda la isla bajo el control de sus manipulaciones neuronales.
     No era exagerado describir sus poderes como realmente de temer.
Tanto como odio admitirlo, el Rey Azul estaba más preocupado por esta chica en ese momento en el estadio de lo que lo estaba de mí; y ella es la que nos ha salvado últimamente, también. Mientras que el plan pudo haber sido de Shiro… la Espada de Damocles que creó pudo engañar incluso al Rey Azul.”
     Los poderes de Kuroh y los de Neko eran de naturalezas tan distintas que era prácticamente imposible ponerlos en punto de comparación, pero sentía dentro suyo que… probablemente era mucho más poderosa que él cuando se trataba de actuar.
     Aquí, Kuroh distantemente recordó a Miwa Ichigen explicando que los Strains podrían ser denominados como “Reyes a medio hacer”. “Aunque en verdad, ni siquiera puedo estar seguro de que ella sea una Strain en primer lugar…” sofocó una risa irónicamente.
–Shiro, Shiro~–Neko empezó a molestar a Shiro, similar a un gato real. Yashiro estaba contento de roncar pacíficamente, pero a Neko no parecía importarle.
En ese momento, una pregunta cruzó por la mente de Kuroh. “Eso me recuerda… Shiro mencionó que ella simplemente cambió de gato a una forma humana de repente… Si eso era cierto, entonces ¿por qué estaba viviendo con Shiro en forma felina en primer lugar…?” Pensándolo nuevamente ahora, eso en verdad era extraño.    
     Seguramente habían un montón de otros modos, formas mucho más apropiadas para pasar el tiempo con él, si eso era lo que deseaba; ella pudo hacerse pasar por una compañera de clase, o incluso convencerlo de que era su amante o la hermana menor. Cualquiera de esas cosas serían más naturales para hacer que sus sentimientos se vieran correspondidos más adecuadamente, también.
Entonces… ¿Por qué un gato?”
     Kuroh apoyó una rodilla sobre la cama, abriendo su boca para poderle preguntar.
-Oye, ¿por qué… bueno, te convertiste en gato?
     Neko levantó la cabeza con toda lentitud ante la pregunta, con los ojos resplandeciendo…


CONTINUARÁ EN CAP 2A…



[1] para quienes no lo recuerden, hace referencia a cuando Yashiro, antes de encontrarse con Munakata y Mikoto, le había preguntado si ya sabía si él era alguien confiable/bueno o no… y al llegar al estadio él le responde, antes de decirle que los distraería, que no lo averiguó. Y Yashiro le hace prometer que sobrevivirá para averiguarlo
[2] otra nota para quienes no recuerden: es el nombre de la espada que le regaló Ichigen-sama a Kuroh



2 comentarios:

  1. Gracias por este nuevo aporte >///<
    Estoy esperando con muchas ansias el leer el segundo capitulo :) ♥

    ResponderEliminar

Yokozawa tiene un mensaje para ti:

Yokozawa tiene un mensaje para ti: