✿ Bienvenidos ✿

Yaoi No Utsukushi Sekai es un pequeño fansub sin fines de lucro y ganas de compartir muchas cosas. Traducimos desde el inglés, chino y japonés, mangas principalmente yaoi (relación hombre x hombre). Disfruten su estadía por quí~

1/28/2014

K- SIDE: Black & White Capitulo 1 Part E

                                                K- SIDE: Black & White Capitulo 1 Part E                                           

Tipo: Novela
Titulo:  K – SIDE: Black & White
Series:  K
Author/Circle: Miyazawa Tatsuki, Suzuki Shingo
Rating: PG
Language: Spanish
Scalation : September Scalations

Traduccion: Hitomi Yagami





Admin: 
No crean que nos olvidamos de ustedes por eso aqui esta K, Gracias a Hitomi-chan por la bella traduccion como siempre y esperen màs que muy pronto habran sorpresas ...

URGENTE!!
Necesitamos Raw providers y traductores de Chino-español o Japones-Español

Interesados mandar un inbox a :Yaoi no Utsukushi Sekai


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CAPÍTULO 1: Atados juntos (continuará V)

A partir de la mañana siguiente, Kuroh se volcó a sí mismo furiosamente en su entrenamiento. Mientras a esto se sumaban, naturalmente, sus estudios y la maestría en espadas, así como atentar contra un buen número de chinches en pos de desarrollas sus habilidades como miembro de un clan.
Y había decidido que el mejor modo de cumplir con esto... era observar detenidamente a Miwa Ichigen. El había racionalizado esto pensando "Es simplemente que aún no entiendo completamente a Ichigen–sama aún. Esto es seguramente el por qué no puedo desenvolver el poder del Séptimo Rey, el Rey Incoloro"
A decir verdad, a pesar de eso, aún no había sido instruido acerca de los detalles de qué era  ser el miembro de un clan. Ni siquiera había aprendido acerca de los términos "Rey" y "miembros de un Clan", quienes compartían poder pasando desde el mismo Ichigen y siendo obtenidos directamente por el hombre que una vez convivió en la casa con Kuroh e Ichigen.  Como tal, Kuroh tenía pocas opciones más que intentar y averiguar los detalles por sí mismo.
Los miembros de un Clan recibían parte del poder de Ichigen, necesitando una sincronización lo más grande posible con la conciencia de Ichigen. Ese era el motivo por el que Kuroh había llegado a esa conclusión tan simplista después de la noche de la "reunión" donde legó al pensamiento de que el mejor modo de cumplir con su meta era imitar los movimientos de Ichigen y su comportamiento.
Kuroh era del tipo que una vez que tenía una idea en la cabeza, la llevaba a cabo con una concentración brutal. Durante las comidas, él levantaba y bajaba los palillos al mismo ritmo y tiempo que Ichigen, moviendo sus pies al mismo compás que el de Ichigen, y cuando Ichigen se detenía a leer un libro, Kuroh se empeñaba en empezar su lectura también. Recreaba sus risas suaves y el modo en que sacudía la cabeza, y más allá de eso... realmente se encontró disfrutando un poco del ejercicio.
Hasta cierto punto, incluso intentó utilizar las mismas prendas que Ichigen también, pero terminó siendo algo inspirador para realizarlo, y así decidió que imitaría el estilo de Ichigen tanto como le fuera posible. Y luego, estaban sus intentos por ocasionalmente murmurar algún haiku, como lo era la tendencia de Ichigen:

La estación lluviosa... genera tanta angustia... acerca de la colada
y,
Detrás de aquí los caracoles... tropezando alrededor, mareados... a través de las lluvias neblinosas

...pero ninguno de estos poemas parecían tener el mismo estilo. Ichigen verdaderamente debía de ser un genio, reconoció Kuroh renovado.
Sin embargo, por supuesto, no había modo de que Ichigen no notara –tras todos los intentos –lo que Kuroh estaba haciendo, y un día le cuestionó curioso.
–Dime, Kuroh... ¿Hay algún motivo por el cual has estado actuando como mi espejo últimamente?
Kuroh, cándidamente explicó sus esfuerzos, cómo había estado entrenándose así mismo imitando a Ichigen.
–Hmmm... –Ichigen cruzó los brazos sobre su pecho, con una expresión ondeante entre la admiración y la confusión, y Kuroh empezó a preocuparse.
–Quiere eso decir que... ¿no funcionará, entonces? –Si el mismo Ichigen desestimaba sus métodos por no ser útiles, entonces no había ningún punto en continuar con ello mucho más.
–Lo siento – simplemente respondió Ichigen, una disculpa suave –Es que, ni siquiera yo sabría decirte si eso ayudará o no.
Kuroh parpadeó en sorpresa. Nunca hubiera pensado que el Rey, en sí mismo, no sería capaz de aconsejarlo a este respecto.
Ichigen continuó lentamente.
–Verás, es como... tratar de explicar cómo percibir el mundo en el que vivimos. Ambos podríamos estar observando el mismo objeto rojo, pero nuestras respectivas maneras de percibir esa misma forma podrían en realidad diferir. Si te digo "Usa el rojo", el rojo que puedes ver tú mismo y el que yo puedo ver, podrían no ser el mismo. Así que me temo que no podría decirte si vale o no el esfuerzo. Las medidas en las vestimentas y en las comidas, después de todo, pueden diferir de persona a persona.
–Ya veo... –murmuró Kuroh para sí, ciñéndose al silencio por un momento. “Siento como si entendiera y no lo hiciera a la misma vez..." Continuó preguntando –Entonces, ¿cómo utilizas tus poderes como Rey, Ichigen–sama?
–Hmmm... –Ante esto, Ichigen respondió –Supongo que es algo similar a... capturar las estrellas mientras caen del cielo...
–..... –Kuroh estaba en ausencia de palabras ante esa respuesta
–Creo que otro Rey una vez lo describió como "liberar la ira del infierno que bulle bajo la superficie, en pequeñas cantidades" (N.T.: Souh Mikoto!!!)
–¿Un... infierno?
–Exactamente; como si "¡BUM!" –sin embargo, esto sólo parecía confundir a Kuroh aún más, e Ichigen continuó con una sonrisa gentil –Kuroh... esto es, en un esencia, simplemente una cuestión de qué es lo  que quieres hacer. El mismo poder que yo puedo desenvolver es el que está latente en tí.
Kuroh recordó cuando se lo había recordado con anterioridad "El contrato entre nosotros ya ha sido hecho: no tienes que hacer más que traer ese poder por tu cuenta".
–Tu verdadera esencia: el modo en que enfrentas el mundo y cómo te enfrentarías a él. Quizás esa... pueda ser la clave de todo.
Kuroh se detuvo con la cabeza inclinada ante esto. Él aún no podía entender del todo su verdadera naturaleza por sí mismo. Ichigen, como si entendiera claramente la sensible naturaleza del corazón de Kuroh, depositó ambas manos en sus pequeños hombros.
–Pero probablemente sea mejor tan solo intentar con métodos acerca de los que no estás seguro si son apropiados o no, al menos, hasta que puedas descubrirlo por tí mismo –terminó diciendo con una sonrisa. –Eso lo decide todo, entonces: ¡vas a seguirme las 24 horas los 7 días de la semana y hacer exactamente lo que yo por el momento, Kuroh!
–¿Eh? ¿L–Lo dice en serio?
–Por supuesto. Tan sólo estás en secundaria, después de todo; a veces me encuentro a mí mismo olvidándome de ese hecho. A decir verdad, sería mucho más preocupante si en verdad lo entendieras perfectamente a tu edad –dijo inclinando la cabeza hacia un lado –Me arriesgaré a decir que probablemente seas el miembro más joven de cualquiera de los Clanes en este momento.
–¿Lo soy? –Ichigen raramente hablaba de cualquier cosa en relación a los Reyes con Kuroh.
–Sep –sonrió –Así que ten un poco más de confianza en tí mismo, Kuroh
Kuroh enderezó su espalda con las mejillas ruborizadas al responderle.
–¡Sí, Ichigen–sama!

Su verdadera naturaleza... Él siempre había creído que "venerar a Ichigen–sama" sería suficiente, y pasaron el tiempo después de ellos, construyendo felizmente haikus juntos.

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

Una vez habiendo recibido el permiso oficial de Ichigen, Kuroh se zambulló más devotamente en sus intentos de imitación. Sin embargo, mientras Ichigen lo había elogiado diciendo que "Es cierto que copiar a tu maestro es un método muy común en el estudia del campo de las artes marciales, y además pareces hacerlo bastante bien", los resultados... no eran tan favorables. Intentándolo con toda su voluntad, Kuroh simplemente no podía ingeniárselas para usar sus poderes especiales,  se encontró a sí mismo en un pensamiento profundo acerca de esta situación incluso en la escuela.
–¿Qué es lo que pasa Kuroh–chan? –el más joven de los del daifuku trío, Heita, le preguntó.
–Oh... no es nada, realmente. Lo siento –forzó Kuroh una sonrisa. Estaba usando el período de descanso para revisar el trabajo de Heita y simplemente se perdió en sus pensamientos. Ambos hermanos mayores de Heita, Seita y Kouta, estaban posicionados sobre una tabla de shougi[1], moviendo a sus peones alrededor mientras jugaban. Kuroh sonrió –Ahora, toma una de las decenas que están aquí, y luego la pones en el lugar de las unidades... –retomó, explicándole a Heita cómo substraer, y el niño asintió como respuesta con los ojos brillosos.
–¡Sorprendente! ¡Ahora lo entiendo completamente, Kuroh–chan! –Kuroh asintió conforme, y Heita continuó un poco vanidoso –¡Muy al contrario de mis hermanos!
–¡Bueno, discúlpanos!
–No es como si tuviéramos alguna esperanza de alguna vez ser tan inteligentes como Kuroh–chan, después de todo! –Kuroh ladeó la cabeza, refutando en respuesta, y el trío daifuku se rió irónicamente –¿Qué estás diciendo? Esres el más inteligente... bien, sólo somos nosotros cuatro en toda la escuela ¡pero aún así sigues siendo el más inteligente aquí!
–¡Todos pensamos que eres asombroso! –ambos hermanos mayores continuaron
–... Ya veo... –Nunca lo había pensado por su cuenta, pero parecía que el daifuku trío en verdad lo veía así. –Gracias.
–Hey, hey ¡Kuroh–chan! ¿Cómo te has vuelto tan inteligente? –le preguntó Heita
Ante esto, Kuroh inclinó la cabeza, pensativo antes de responder
–¿Quizás porque ocasionalmente Ichigen–sama le da un vistazo a mi trabajo? –de repente su expresión se iluminó –¡Hey! ¿Por qué no vienen los tres a casa así Ichigen–sama les puede enseñar un poco durante el fin de semana? –¡Oh, esa era una buena idea! Pero ante su sugerencia, las expresiones del trío se tornaron algo vagas mientras se miraban los unos a los otros –¿Qué es lo que está mal? –preguntó Kuroh dubitativo
–Oh, no, es sólo que...
–Nosotros... pasamos
–¿Verdad?
La expresión de Kuroh cambió a una de irritación, que el mayor, Seita, logró comprender inmediatamente, sacudiendo la mano en protesta.
–¡No, no! ¡No nos malinterpretes! ¡No es como si tuviéramos un problema con Miwa–sensei! Todos lo amamos ¿sabes?
–Entonces ¿por qué?
–Bueno, es sólo que... –Seita empezó a decir en nombre del grupo, explicando –Tú... sabes que Miwa–sensei es... muy, muy malo enseñándoles a otros ¿verdad?
–¿Huh? –balbuceó Kuroh con los ojos abiertos
–Mmm, bueno es como si... –Kouta dio un paso para ofrecerle apoyo a su hermano – Es como si fuera demasiado inteligente. Puede hacerlo todo ¿así que tal vez no puede realmente explicarle fácilmente cosas a otros  que no pueden hacerlas? Mi papá dice que los genios son realmente malos para enseñarles a otros. Hay jugadores famosos de beisball a los que les pasa también; cuando le están intentando enseñar a otra persona que no es tan bueno, dicen cosas como "Tan sólo has tu muñeca así aquí, y luego GOPEAS la bola" y nadie más que ellos a su alrededor tiene ni una idea de qué están hablando.
–No es...
"...verdad" Kuroh estuvo a punto de protestas, pero las palabras se quedaron a medio camino en su garganta.
"Supongo que es algo similar a.... capturar las estrellas mientras caen del cielo..."
Así era como Ichigen había relatado la sensación que experimentaba al usar sus poderes. "Bueno, quizás... tan sólo quizás, tan sólo quizás... las metáforas de Ichigen–sama al hablar podían ser algo difíciles para la gente común de entender..."
–Pero... –se apresuró para defender fieramente a Ichigen –eso es simplemente porque a él le ha sido confiado un gran poder...
–Oh, no, no, no... ¡Lo entendemos completamente! –el segundo mayor del daifuku trío intentó calmarlo
–¡Eso es justamente lo que estamos diciendo! ¡Miwa–sensei es un genio!
–Además –Seita agregó con una sonrisa –tú no eres tan diferente a él
–¿Qué quieres decir con ello?
–Sólo... tú también eres algo como un genio sistemáticamente. Al menos con una espada.
–Seguramente, deben de estar bromeando –dijo arriesgadamente Kuroh, congelado, carente de confianza. ¿Kuroh... un genio? Imposible... o eso creía. Sus habilidades con la espada habían sido desarrolladas tras entrenamiento intensivo y exhaustivo. Fue sólo a través de trabajo duro que había logrado últimamente a superar su innata capacidad para comprender conceptos y torpeza. No tenía ni talento ni mucho menos... no había modo de que él fuera algún tipo de "genio":
Seita liberó un suave suspiro.
–Ya entiendo... Tú aún no lo entiendes por tí mismo ¿Recuerdas esa vez cuando todos nosotros fuimos a verte practicar con la espada?
–Sí –Kuroh, asintió –lo recuerdo
–En ese momento, Miwa–sensei realmente se arrojó hacia tí ¿recuerdas? Nosotros ni podíamos decir qué era lo que estaba haciendo, era algún movimiento extraño
–Era como si... él saltara justo por encima tuyo y luego te lanzara hacia un lado
–Ah –Kuroh recordó –se refieren al kasumusansou
–Bien, cualquiera fuera el nombre, aprendiste ese movimiento viendo a Miwa–sensei ¿verdad?
–Sí, lo hice –Kuroh afirmó, y Kouta suprimió una risa.
–Ese fue el momento cuando todos nos dimos cuenta, profundo en nuestro interior de que tanto tú como Miwa–sensei estaban en un nivel completamente diferente al nuestro.
–¿Huh? –Kuroh ladeó la cabeza, genuinamente confundido –¿Cómo es eso? No lo entiendo...
–Bueno, sólo... –respondió Seita –eso es a lo que nos referimos cuando decimos que eres un genio ¡La conversación que mantuvieron fue sorprendente!
–¿De qué están hablando? ¡Explíquense apropiadamente!
–No, verás... cuando tú le preguntaste cómo había hecho ese movimientos, Miwa–sensei tenía esta expresión seria en su rostro y dijeron "Hmm, sí... bueno, primero saltas hacia arriba de tu oponente cerca de dos metros, luego tuerces el cuerpo en medio del aire" ¿Lo recuerdas?
–Si...
La expresión de Kuroh se estaba volviendo más y más tímida en la medida en que continuaba, lo que Kouta y Seita aprovecharon para vociferar.
–Los humanos normales no pueden simplemente saltar dos metros directo al aire!
–¿... No pueden? –respondió Kuroh, atónito.
–NO PUEDEN
–Definitivamente imposible –agregó Heita con una sonrisa
–....
–Y entonces, aquí es donde empieza a ponerse realmente extraño: Kuroh–chan, tú lo oíste seriamente, y entonces sólo dijiste "lo entiendo" y comenzaste a practicarlo... y algo así como una hora o más ¡tú estabas saltando algo así como un metro completo hacia el aire! ¡Y aún así te veías desilusionado! Por haber llegado a "solamente medio camino..."
–Ahh... seehh...
–¡Los estudiantes normales de secundaria no pueden saltar siquiera un metro! –Ahora los tres miembros del trío daifuku unidos aquí, y Kuroh acunó la cabeza en sus manos.
–Esta... absolutamente seguro de que cualquier adulto podía calmadamente alcanzar los dos metros...
–...Tal y como lo habíamos pensado –Seita y Kouta intercambiaron miradas
–Pareces muy hábil y firme, Kuroh–chan, pero definitivamente eres "despistado" en muchos sentidos.
–Seh... –atrapando a Kuroh en sus pensamientos más profundos, Seita agregó– Y como dije antes, la razón por la que todos pensamos que eres asombroso... es por el modo en que fuiste capaz de seguir la idea de su explicación ¡La mayoría de la gente normal no podría entender qué estaba diciendo! ¡Nadie entiende a qué se refiere ese hombre cuando habla!
–Así que debe ser porque tú también eres un genio, de cierta manera. Realmente.
–.... –Kuroh se hundió aún más en sus pensamientos. Quizás estos tres... le acababan de dar una pista importante.
"Yo... ¿ni siquiera lo estaba entendiendo por mi cuenta?" Omitiendo por el momento la pregunta de si era o no un genio, el punto estaba en que parecía haber definitivamente una diferencia entre el Yatogami Kuroh que él percibía por sí mismo y el que veían lo otros a su alrededor. "Tal vez esa es la clave... tal vez allí es donde se encuentra mi verdadera naturaleza". Recompuso su expresión.
–Gracias. Sus palabras me ayudaron a entender varias cosas realmente importantes...
Los dos mayores se rascaron la cabeza, algo abochornados, y el más joven, Heita, alzó la voz.
–¡Está bien, Kuroh–chan! Ya que todos somos amigos aquí ¿verdad? –dijo alcanzando la mano de Kuroh con la suya con una sonrisa.
–Muchas gracias –Kuroh le devolvió, sujetando su mano también con una sonrisa propia y sintiendo que estaba al borde de un gran descubrimiento.

CONTINUARÁ VI...



[1] Una tabla de juego perteneciente a una de las variantes de El Juego de los Generales o Ajedrez Japonés. Es un juego de estrategia entre 2 jugadores, que se juega con 20 piezas repartidas en dos partes en una tabla de madera que hace las veces de campo de batalla, y que tienen escritas al reverso los valores de promoción y en el frente el rango jerárquico.

2 comentarios:

Yokozawa tiene un mensaje para ti:

Yokozawa tiene un mensaje para ti: